La CE prevé que la producción de aceite de oliva descienda en España la próxima campaña y aumente en Italia, Grecia y Portugal

La Comisión Europea (CE) prevé que las condiciones climáticas apoyen la recuperación de la producción en Italia y Grecia y sostengan la tendencia creciente de Portugal en la campaña 2019/20; mientras que en España, la ausencia de agua y la alternancia interanual natural de los olivos podrían dar lugar a un nivel de producción por debajo de la media de los últimos cinco años. En un informe sobre perspectivas agrícolas, el Ejecutivo comunitario señala que en los meses de abril y mayo las lluvias favorecieron la floración de los olivares en Italia y Grecia. En España, por su parte, se recuperaron las reservas de agua gracias a algunas precipitaciones registradas en abril, si bien una primavera caliente y seca detuvo este desarrollo. La Comisión prevé que la producción de aceite de oliva de la UE para la campaña 2019/20 podría rondar los 2,1 millones de toneladas (-8% interanual, pero un 4% más que la media de los últimos cinco años). Según Bruselas, el aumento de las existencias al final de la campaña actual podría contribuir a satisfacer la demanda interna y de exportación en la próxima temporada. Las exportaciones continúan creciendo Asimismo, el informe del Ejecutivo comunitario señala que el aumento de la producción comunitaria de aceite de oliva en 2018/19 (+4% en comparación con la campaña anterior) ha pesado sobre los precios, ya que en abril, el precio medio en la UE del aceite de oliva virgen fue el más bajo registrado desde octubre de 2014 (265 euros/100 kg.), un 14% por debajo respecto al mismo mes del año pasado. A su juicio, la disponibilidad y los precios más bajos están impulsando el comercio. Así, las exportaciones de la UE a Estados Unidos, el mayor mercado extracomunitario, crecieron un 23% en el periodo comprendido entre octubre y abril, lo que contribuyó a casi la mitad del crecimiento de las exportaciones europeas. Además, la UE influyó significativamente en el crecimiento de las importaciones totales del país norteamericano. Además, en dicho periodo los envíos a los mercados asiáticos también crecieron (Japón, +38%; y China, +30%) que junto con el aumento de las ventas a Brasil (+4%), se espera que estos mercados sostengan las exportaciones de la UE, que se estima que alcancen las 650.000 t. en la campaña actual, un 15% más que la campaña anterior. Los precios más bajos también deberían contribuir a un aumento del consumo interno de la UE (+1%, 1.590.000 t.)., según la Comisión.