La Dieta Mediterránea puede reducir el riesgo de depresión tardía

Seguir una Dieta Mediterránea puede proteger contra los síntomas de la depresión tardía, según una nueva investigación presentada en la reunión anual de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría. Esta asociación ha destacado que la adherencia a la Dieta Mediterránea, con una alta presencia de frutas, verduras, legumbres, frutos secos, pescado y aceite de oliva, ha sido reconocida como buena para la salud y se ha asociado con una vida más larga y un menor riesgo de cáncer y enfermedades cardiovasculares. Investigadores de Hellenic Open University (Grecia) han realizado un estudio transversal entre los miembros de centros de día para personas mayores en la región griega de Ática Oriental. Entre todos los participantes, el 64% mostró una adherencia media a la Dieta Mediterránea y el 34% un alto seguimiento a este patrón alimentario. Aproximadamente una cuarta parte mostró síntomas depresivos, siendo más común en las mujeres que en los hombres. "Nuestros resultados constatan que la depresión en adultos mayores es común y está fuertemente asociada a diversos factores de riesgo, por lo que la adherencia a una Dieta Mediterránea puede proteger contra el desarrollo de síntomas depresivos en la edad avanzada", han señalado los investigadores. El estudio no prueba la causa y el efecto –han señalado los autores- y podría reflejar que las personas con depresión tienen más dificultades para mantener una dieta saludable y realizar ejercicio, así como otros aspectos relacionados con un estilo de vida saludable.