Las propiedades del aceite de oliva en la cosmética

Auténtico, simple, natural y respetuoso con el cuerpo y la mente, así es uno de los componentes principales de la cosmética natural, 100% vegetal y con la esencia más pura del mediterráneo, el Aceite de Oliva. Una moda que viene para quedarse. Alabado por sus propiedades terapéuticas y beneficiosas para la salud, el aceite de oliva ha sido también incorporado en tratamientos de belleza desde la Antigüedad para mejorar el aspecto de la piel y el cabello. Son múltiples los estudios que recopilan los beneficios del aceite de oliva en nuestro organismo, tanto estéticos como terapéuticos. Claudio Galeno, célebre médico turco (129-199 d.C), fue el primero en descubrir que el aceite de oliva podía servir de base para desarrollar una crema hidratante para la dermis. El experto comprobó que, mezclándolo con agua y cera vegetal, obtenía una fórmula refrescante para la piel, que también le proporcionaba elasticidad. Este oro líquido, como lo llamaban los fenicios, contiene antioxidantes y polifenoles naturales que protegen la dermis de los radicales libres. En la antigua civilización Egipcia era usado como parte de perfumes, ungüentos y baños y en la antigua Grecia y Roma, se usaba en forma de bálsamo de masaje para los atletas olímpicos y luchadores como tonificante de la musculatura antes de la actividad física. Un aceite es la esencia más pura que se puede extraer de una semilla o fruto; y desde hace años, el de oliva es el ingrediente esencial de numerosos cosméticos. Rico en vitamina E, protege la piel del envejecimiento celular, restaurando su firmeza y elasticidad. PUBLICIDAD inRead invented by Teads Los aceites de oliva de alta calidad aplicados a la cosmética, al ser naturales, sin tratamientos químicos ni aditivos, aportan más compuestos beneficiosos para nuestra piel. Son aceites de alto contenido en ácido oleico, que conservan los antioxidantes naturales, vitaminas y otros componentes, contribuyendo a mantener la hidratación y favoreciendo la conservación de la membrana celular, evitando así el envejecimiento prematuro de la piel. Son múltiples los estudios que recopilan los beneficios del aceite de oliva en nuestro organismo, tanto estéticos como terapéuticos. Entre ellos: · Previene las enfermedades cardiovasculares. Incorporar aceite de oliva a nuestra dieta, puede disminuir la obesidad abdominal y los niveles de glucosa en sangre. Los ácidos grasos presentes en su composición reducen los niveles de colesterol, mejorando la circulación sanguínea y disminuyendo la presión arterial. · Aliado contra el cáncer. Investigadores de la universidad de Granada y Málaga, utilizaron aceite de oliva para obtener unas nanocápsulas con las que combatir las células afectadas por el cáncer de mama. Éstas funcionan como medio de transporte para administrar fármacos y actúan de forma selectiva sobre las células cancerígenas. · Favorece la función digestiva y reduce la secreción gástrica. Es ideal para mantener el estómago y los intestinos en buen estado. El aceite forma una película protectora alrededor del estómago y el duodeno, previniendo la formación de úlceras. · Protección bucal. Si utilizamos aceite, tan solo una cucharadita, como enjuague bucal, actuaremos contra las bacterias de la boca y conseguiremos unas encías más fuertes. · Hidratante natural. El aceite es también el mejor humectante para la piel. Por sus múltiples propiedades, las marcas dermocosméticas, tratan de aprovechar todas sus propiedades. De este modo, obtenemos una crema de rápida absorción, que mantiene los niveles de hidratación de la piel y evita el envejecimiento prematuro. Suaviza la piel y le aporta humedad. · Excelente como emoliente. La mejor protección para la piel ya que combate la sequedad y la piel irritada, de labios y manos. El mejor que podemos usar para piel sensible, eccemas, psoriasis y zonas de descamación ya que crea una película protectora que evita la deshidratación y protege la piel de agresiones externas. · Imprescindible para la piel del bebe, piel madura y todas las pieles secas y extremadamente envejecidas. Dentro de las marcas más de moda que usan este oro líquido como base en sus formulaciones, Olivolea, ha podido demostrar clínicamente que es un extraordinario cicatrizante, regenerante y coadyuvante en la síntesis del colágeno. Regenera la piel de heridas, quemaduras y cicatrices incluso de las que son extremadamente sensibles y delicadas. Pero también podemos consumir el aceite de oliva por vía oral, en forma de cápsulas de gelatina blanda o pequeñas píldoras y que constituyen el término de nutricosméticos. Son beneficiosos para controlar el colesterol y equilibrar las lipoproteínas que circulan en la sangre. Los más conocidos son el Omega 3, 6 y 9. En cantidades específicas o en pequeñas dosis, el aceite de oliva virgen extra se mezcla con componentes o activos naturales y vegetales para crear infalibles tratamientos faciales, corporales y capilares, creando una nueva cosmética con rigor e innovadora pero ancestral en sus orígenes. Y esta es la nueva cosmética que está de moda y parece que se queda... Belén Castro es la Fundadora de Olivolea Carris Skin Lab. Licenciada en Farmacia.Especialista en Dermofarmacia; Executive MBA IE Business School; Luxury Brand Management IE Business School; Experta en Nutrición Clínica; Máster en Dieta Mediterránea y Máster en Atención Farmacéutica; autora y co-autora de varios libros sobre nutrición y salud. Madre de una niña. Deportista y apasionada de la cocina.