Las ventas se sitúan por encima de las 130.000 toneladas por tercer mes consecutivo

Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) ha hecho públicos los datos de mercado del sector del aceite de oliva en el mes de mayo. Por tercer mes consecutivo los datos de salida se situaron por encima de las 130.000 toneladas vendidas, concretamente en las 131.200, unos datos muy similares a los obtenidos en el mes de abril. Se trata de la segunda cifra más alta de salidas para un mes de mayo en las últimas 6 campañas. Quedan, de todos modos, por publicar, los datos de Anierac, que suele situar las ventas un poco por debajo. Estas cifras dejan, a cuatro meses para el cierre de la campaña, 1.244.900 toneladas por vender, de las cuales 928.000 se conservan en almazaras, 261.700 en envasadoras y refinerías y 55.200, en el Patrimonio Comunal Olivarero. Tanto UPA Andalucía como Asaja-Jaén han emitido un comunicado pronunciándose acerca de los datos. La segunda se muestra prudente y con los datos y moderadamente optimista respecto al hecho de que las ventas puedan seguir aumentando, al tiempo que incide en «estar atento a ver cómo evoluciona la climatología» y, también, fijarse en «cómo avanzan las propuestas por parte de la Administración» con respecto a la cuestión de la autorregulación y la caída de los precios. UPA Andalucía, por su parte, ha emitido un comunicado más exhaustivo en el que desglosan algunas posibles propuestas para solucionar la crisis de los precios, y han querido matizar los buenos datos con una observación: «vendemos más, pero no mejor». Las propuestas que UPA Andalucía sugiere para combatir la caída de los precios son apoyar la labor de promoción y externalización empresarial a través de Extenda, establecer un precio mínimo ligado a los costes de producción y asegurarse de que “la Ley de la Cadena funcione y cumpla su cometido”, el de “evitar los desequilibrios entre los actores”. Hay, además, una apelación directa a Europa para que contemple, en la nueva PAC, una actualización de los precios de desencadenamiento del almacenamiento privado, “los cuales llevan 20 años sin revisarse y se encuentran muy desfasados respecto a los costes productivos actuales”. Para terminar, UPA Andalucía ha instado, en su comunicado, a «hacer uso de todas las herramientas disponibles» para hacer frente a la especulación.