RECOLECCION ACEITUNA PARA AOVE

Dentro del proceso que lleva a obtener un aceite de oliva virgen extra de calidad, uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta es la recolección de aceituna. Proceso que pone punto final a un año de cultivo y cuidados que se le brindan al mismo.

El objetivo es obtener el mayor número de aceitunas de alta calidad para obtener luego un producto final de inmejorables condiciones. Desde la técnica de recogida hasta el cuidado que se le da dentro del transporte, juegan un papel crucial dentro de todo el esquema que se tiene para la labor de recogida de la aceituna.

En un mundo perfecto se debería moler el fruto recolectado casi de inmediato, ya que el transporte, la manipulación y el almacenamiento generan tiempos de espera entre que el fruto se separa el olivo y entra en la almazara. Son esos tiempos de espera los que degradan la aceituna y deterioran la condición de calidad del producto final.

Sin embargo, este ideal es imposible de cumplir por lo que el agricultor debe esmerarse, de forma tal que la aceituna sea entregada con la menor degradación y suciedad posible.

En el momento de hacer la recolección de aceituna es importante saber con qué tipo de plantación del olivar estamos tratando.

Generalmente podemos ver tres tipos:

  • Tradicional: terrenos pequeños e irregulares
  • Intensivo: terrenos más grandes y llanos
  • Súper intensivo: Este último busca automatizar la recolección de la aceituna de forma exponencial y es por esto que se utilizarán máquinas como cosechadoras o máquinas especiales vibradoras, diseñadas para ser usadas por una sola persona, lo que permite ser más eficaz en el momento de la recolección.

Dónde usar la recolección de aceituna manual y automática

Para poder escoger un método de recolección de aceituna efectiva, debemos saber a qué terreno nos estamos enfrentando.

Las plantaciones intensivas y súper intensivas se ubican por lo general en terrenos más llanos y extensiones más amplias, en este caso se ha pensado con antelación que la recolección de las aceitunas se realice de una forma más rápida, precisa y efectiva. En estos casos las recolecciones automáticas con cosechadoras o vibradoras son más propicias, el terreno favorecerá el tránsito de dichas maquinarias sin afectar los cultivos ni las aceitunas.

En otras ocasiones, los cultivos se ubican en fincas con plantaciones tradicionales, donde los terrenos son más irregulares, como cultivos en pendientes o colinas, además no son de extensión amplia. En estos casos la idea de recolección de aceituna automatizada es un concepto poco práctico ya que no se tendrá las condiciones idóneas para que la maquinaria pueda hacer un trabajo eficiente sin causar daños. Además, muchas veces los cultivos se presentan con troncos bastante gruesos y esto dificulta la vibración automatizada para implementar el método de derribo de la aceituna.

Métodos de recolección manual

Cada olivicultor puede optar por más de un método para la realizar larecolección de aceituna en su terreno, a continuación nombraremos los más importantes:

Ordeño: Es una de las formas manuales tal vez más antigua que existe y consiste en desprenderse el fruto de la rama sin que entre en contacto con el suelo. Generalmente se utiliza para la recolección de aceitunas de mesa o para la obtención de aceite de oliva virgen  extra de máxima calidad, la idea con este tipo de recolección es que se mantenga a salvo la aceituna de cualquier tipo de agresión por manipulación mecánica y preservar el fruto intacto. Es una de las formas de recolección más costosas y laboriosas.

Vareó: Por medio de una vara de longitud variable, el olivicultor derribar la aceituna agitando y golpeando la rama de olivo, la aceituna cae sobre lienzos o bien cae al suelo. Aunque en esta técnica el olivo sufre de más, es un método muy extendido por su alta productividad.

Vibración: Aunque esta técnica en la actualidad se realiza de forma mecánica utilizando máquinas como vibradores auto propulsados o con vibradores motorizados de mano, en la forma manual se hacía un “sacudido” que era realizado por los “braceros” y en el que de manualmente agitaba las ramas para desprender la aceituna. Hoy en día se estudia la adaptación de los peines vibradores de cítricos para el derribo de la aceituna, se considera que la vibración multidireccional es el método más eficaz.

Recogida el suelo: Aunque parece algo sencillo es de vital importancia aplanar y cercar  el suelo bajo y alrededor del olivo para facilitar la posterior recogida, una vez que el fruto ha caído al suelo se puede recoger de forma manual una por una o se pueden utilizar técnicas como el barrido, la aspiración o soplar la aceituna para amontonarla y luego introducirla en cestos a mano. Este método como es de esperarse, acelera la degradación de la aceituna ya que se mezcla con polvo, arena y otras impurezas, por lo que al llegar a la almazara recibe un proceso de lavado para eliminar la suciedad y piedras, sin embargo esta aceituna ya se sabe que generará un aceite de oliva de menor calidad.