Revolcón en Deoleo: CVC pierde el 50% del capital y quita brutal para los acreedores

La refinanciación de Deoleo empieza tomar cuerpo. La compañía española dueña de marcas como Carbonell, Koipe y Hojiblanca está en negociación avanzada con los acreedores para reestructurar su abultada deuda. Según distintas fuentes, el acuerdo entre los accionistas y los tenedores del pasivo va a consistir en un sacrificio conjunto por ambas partes, ya que todos aceptan perder gran parte de su inversión con el objetivo final de que la empresa andaluza pueda sobrevivir sin estar nuevamente al borde de la quiebra. Según estas fuentes, por un lado, CVC Capital Partners, propietario del 56% del capital, y el resto de los dueños de Deoleo, entre los que se encuentran Unicaja, Criteria Caixa y Kutxabank, tendrán que inyectar unos 50 millones de euros, la mayoría de los cuales los aportará únicamente el fondo de capital riesgo británico. Por otra parte, estos accionistas aceptarán una dilución muy relevante de sus participaciones, alrededor del 50%, debido a que parte de la deuda se convertirá en capital. CVC acuerda con 'hedge funds' inyectar más dinero a Deoleo para refinanciar la deuda AGUSTÍN MARCO El fondo de capital riesgo, dueño del 54% de las acciones, ha aceptado las exigencias de los acreedores de aportar otra vez dinero fresco para evitar la ejecución de los préstamos Una reestructuración que va a suponer que CVC Capital Partners, que en 2018 ya tuvo que inyectar 25 millones para sacar a Deoleo de la insolvencia, pierda cerca de la mitad de su participación, pese a tener que aportar unos 50 millones de euros adicionales. Por tanto, se quedará con apenas el 27% de las acciones. El paquete restante, de similar tamaño, pasará a manos de los ‘hedge funds’ al convertir parte de la deuda en acciones. Entre estos últimos sobresalen los nombres de Barings, Avenue Capital, Angelo Gordon, Alchemy y Cheyne Capital. Así lo aseguran fuentes próximas a las conversaciones, que se pretenden cerrar antes de las vacaciones y que no están siendo fáciles debido a los diferentes perfiles de acreedores. Porque Deoleo tiene deuda bancaria, corporativa y participaciones preferentes, por lo que todos los prestamistas tienen que dar su visto bueno. Al menos el 75% de los tenedores de la deuda total, que ronda los 600 millones de euros, para posteriormente poder someterla a aprobación judicial. CVC se apoya en el desplome del aceite para negociar oxígeno financiero en Deoleo CARLOS PIZÁ. SEVILLA La llegada del nuevo CEO y las perspectivas de una mejora del consumo dentro y fuera de España pesan para dar algo más de margen a la compañía. Las agencias de 'rating' siguen sin fiarse El acuerdo supone un antes y un después en el accionariado de Deoleo, que históricamente ha estado controlado por cajas de ahorros, como la propia Unicaja, Bankia y Banca Mare Nostrum, el inversor Daniel Klein y la familia Salazar, los mayores accionistas de la compañía cuando se llamaba SOS. Y supondrá un paso definitivo para dar estabilidad al grupo aceitero, en problemas desde que CVC tomó la mayoría del capital en 2014. En aquel momento, Deoleo se valoró en 438 millones, más de cuatro veces su actual capitalización en bolsa. La puntilla de Moody's En el primer trimestre de 2019, el grupo aceitero registró unas pérdidas de 7,51 millones, frente a los 1,47 millones de minusvalías del mismo periodo del ejercicio precedente. El ebitda fue de 6,06 millones, un 29% inferior a los 8,57 millones conseguidos entre enero y marzo de 2018, mientras que las ventas bajaron un 18%, hasta los 126 millones. No obstante, la compañía destacó en su presentación a analistas la mejora del circulante, el aumento de la posición de caja y la reducción en tres millones de su deuda financiera neta. Deoleo acelera en Asia entre turbulencias: Alibaba, JD.com y 4.000 súper en Japón CARLOS PIZÁ. SEVILLA El grupo que ahora preside el ex-Schweppes, Ignacio Silva, logra una retahíla de acuerdos con distribuidores clave desde final de 2018. Los vaivenes en la cúpula no cambian la estrategia comercial Sin embargo, Moody's no se creyó estas proyecciones y rebajó su 'rating', que ya estaba en zona de bono basura, desde el Caa1 hasta el Ca, explicando que la estructura de capital actual de Deoleo es insostenible. "El 'rating' refleja la alta probabilidad de que Deoleo llegue a necesitar reestructurar su deuda o solicitar una extensión del plazo de cobro, lo cual resultaría en pérdidas para sus acreedores", explico Giuliana Cirrinciona, analista de Deoleo en Moody's, el pasado mes de mayo. Deoleo, que el pasado año perdió 290 millones, tuvo que aprobar en la reciente junta general de accionistas una reducción del capital de 137 millones para salir de la causa de disolución. Una operación que se hizo mediante la disminución del valor nominal de sus acciones en 50 veces, de 0,1 a 0,002 euros.